Beneficios de consumir leche de almendras

La leche de almendras es hoy dia una excelente alternativa para sustituir a la leche de vaca, tanto como opción vegetal, como para aquellos que no toleran la lactosa.

Primero y principal, ¿Qué es la leche de almendras?
La leche de almendras es el líquido obtenido de las almendras color blanco que sirve como un sustituto más saludable a la leche de vaca. Tiene la misma consistencia y color que la de vaca, pero de un sabor a nuez muy ligero y delicioso. Además es libre de lactosa, gluten y colesterol.

Si estás pensando en llevar una dieta vegetariana, la leche de almendras es una excelente alternativa, ya que se puede usar de la misma forma que la de vaca, con el cereal, con el café, sola o en preparaciones.

Conozcamos 10 beneficios de consumir leche de almendras

  1. La leche de almendras, como ya explicamos al principio de la nota, no sabe a leche de vaca!
  2. Es nutritiva y saludable, totalmente vegetal, natural y equilibrada. No contiene ningun tipo de aditivos ni conservantes.
  3. Contiene menos calorías que la leche de vaca. Un vaso de leche de almendras contiene alrededor de 70 calorías mientras que la de vaca contiene 86 calorías aproximadamente.
  4. Es una alternativa excelente para las personas que no toleran la lactosa, o que desean llevar una dieta vegatal. Libre de lactosa, gluten y colesterol.
  5. Es rica en vitaminas A, B2, D y E, además de proteínas, omega 6, zinc, calcio, hierro, magnesio y potasio.
  6. Ayuda a mejorar la condición cardiovascular, mejorando los niveles del colesterol bueno (HDL) y reduciendo los niveles de colesterol malo (LDL) y los triglicéridos.
  7. Contiene un alto porcentaje de fibra, ayudando de esta forma a mejorar los problemas gastrointestinales.
  8. Contiene Vitamina B2, por lo que ayuda en el cuidado de la piel, las uñas y el pelo.
  9. Fortifica el sistema nervioso gracias al aporte de vitaminas B1, B2, PP, C, A y D.
  10. Por último, la leche de almendras es muy fácil de elaborar en casa, y a continuación te explicamos como.

¿Cómo preparar leche de almendras en casa?
Es facilísimo y necesitas pocos ingredientes!
Debes dejar remojar las almendras toda una noche (2 tazas y media de agua por cada taza de almendras).
A la mañana siguiente, cuando las almendras esten bien suaves, las pasas a la licuadora sin colarlas para que sea más nutritiva la mezcla, y las licuas hasta obtener un líquido de color blanco.
Viertes la mezcla a través de una gasa, la exprimes bien con tus manos en una jarra, puedes agregar opcionalmente un poco de stevia (endulzante natural), y una pizca de canela o vainilla si quieres, es opcional.
A la heladera y listo!

También podés conseguir leche de almendras rica y fresca en los puestos de Mercado Punto Verde!

Pin It on Pinterest