Propiedades y beneficios del aceite de coco

El aceite de coco es un producto natural que puede ser usado tanto en nuestra dieta diaria, como externamente para el cuidado de nuestra piel.

El coco, la fruta de la palmera, es un alimento delicioso del cual se aprovecha prácticamente todo. Es excepcionalmente nutritivo y ofrece muchas ventajas, siendo uno de los productos naturales más diversos en términos de sus propiedades curativas y de sus cualidades beneficiosas para la salud.

En particular, el aceite de coco es un aceite vegetal, conocido también como manteca de coco. Se trata de una sustancia grasa que contiene cerca del 90% de ácidos saturados extraídos mediante prensado de la pulpa o la carne de los cocos.

Los ácidos grasos de cadena media (MCFA) abundantes en los cocos se digieren más fácilmente, y son utilizados de manera diferente por el cuerpo que las otras grasas. Mientras que otras grasas se almacenan en las células de cuerpo, los MCFA del aceite de coco se envían directamente al hígado, donde se convierte inmediatamente en energía.

Tanto es así, que cuando ingerimos aceite de coco nuestro cuerpo lo utiliza inmediatamente para producir energía en lugar de almacenarla como grasa en el cuerpo. Gracias a esta rápida y fácil absorción, se aligera la carga de trabajo del páncreas, el hígado y el sistema digestivo y el aceite de coco “acelera” nuestro sistema metabólico.

El aceite de coco contiene ácido láurico, una grasa muy poco común que se convierte en el cuerpo en monolaurina, que tiene propiedades antivirales, antibacterianas y antiprotozoarios. Otro ácido graso que se encuentra en el aceite de coco es el ácido cáprico, que tiene actividad antimicrobiana.

Cabe destacar que además el aceite de coco se ha convertido en uno de los reyes de la cosmética natural, en parte debido a su altísimo contenido de vitamina E y K, que lo convierten en un potente aliado cuando se trata de mejorar el estado de nuestra piel y pelo.

Dadas estas caractéristicas, y que además el aceite de coco está lleno de ácidos grasos ideales para la hidratación, se convierte en un gran remedio natural cuando se trata de combatir la resequedad en nuestro cuerpo.

Beneficios del aceite de coco

  1. fortalece el sistema inmunológico
  2. estimula el metabolismo, mejora la función de la tiroides, y aumenta los niveles de energía
  3. ayuda a absorber el calcio y el magnesio
  4. es antioxidante, antibacterial y anti-hongos
  5. aporta menos calorías que el aceite convencional
  6. ideal para diabéticos
  7. ideal para regular el nivel de colesterol, ya que ayuda a reducir los triglicéridos, el colesterol total y el colesterol LDL.
  8. excelente humectante, ya que mejora la hidratación de la piel y aumenta el contenido de lípidos de esta.
  9. gracias a sus propiedades antimicrobianas ayuda a combatir las bacterias de la boca, reduciendo el mal aliento.

El aceite de coco podés usarlo en tus comidas

  1. para saltear verduras
  2. para hidratar puré
  3. en ensaladas y sopas
  4. untar tostadas
  5. en la elaboración de tostadas y pastelería RAW

El aceite de coco podés usarlo en tu piel

  1. para masajes relajantes
  2. para una hidratación real y profunda de la piel
  3. como hidratante capilar

En Mercado Punto Verde podés encontrar aceite de coco en el puesto de Sara del Monte.

Pin It on Pinterest