Elaboración de jabón ecológico con aceite reciclado

Aprendé esta novedosa técnica en frío para la elaboración de jabones ecológicos mediante la utilización de aceite reciclado.

Los jabones elaborados a partir de aceite reciclado, con un tiempo apropiado de “reposo”, son aptos para cualquier uso. La fragancia que se les agrega es a su vez proveniente de aceites esenciales naturales, brindándoles un aroma muy agradable.

Mediante la utilización de soda cáustica al 99% de pureza, agua y aceite reciclado se obtiene una mezcla que, bajo el proceso de saponificación, se convierte en jabón y glicerina, 100% biodegradable y amigable con nuestra piel y el medio ambiente.

El proyecto “Reciclando Aceite” nace con el fin de prevenir y reducir la contaminación de las aguas residuales domésticas, promoviendo la utilización de aceite vegetal usado (avu) como materia prima en la elaboración de jabón ecológico.

un litro de aceite contamina 1000 litros de agua El aceite vegetal usado (AVU) que es vertido por el alcantarillado va hacia el océano. Ahí crea una capa que queda por encima del agua. Esto no permite la correcta oxigenación de la flora y fauna marina.

Es así, que por cada litro de aceite, 1000 litros de agua es contaminada. Además de eso obstruye el desagüe cloacal y hace que sea mas costoso el tratamiento del agua.

Pero, ¿por qué el jabón ecológico hecho con aceite reciclado contamina menos?
El jabón que resulta es mucho menos contaminante que un jabón convencional ya que al mezclarse los ingredientes se vuelven jabón con glicerina, el cual se disolverá llegando al océano.

Además no contiene agentes tensoactivos, comunmente encontrados en jabones comerciales, que son dañinos para la salud y el medio ambiente. Tampoco se le agregan químicos como colorantes y perfumes sintéticos.

Promovemos que se utilicen aditivos orgánicos como vitamina e, aloe vera, infusiones y aceites esenciales naturales, los cuales también se biodegradarán al llegar al agua.

Aprendé a hacer jabón ecológico con aceite reciclado

“Reciclando Aceite” te enseña en el siguiente video paso a paso a reciclar tu aceite de cocina usado y convertirlo en jabón ecológico. Este es humectante, antiséptico y biodegradable.

PRECAUCIONES
Antes de empezar debes tener en cuenta que la soda cáustica es peligrosa si entra en contacto con la piel. Durante el procedimiento debes usar lentes de seguridad y guantes para protegerte de salpicaduras. Si te cae alguna de las mezclas en la piel debes echarte vinagre rápidamente. Debes elegir un lugar ventilado para trabajar, si estuvieses en un lugar cerrado debes usar una máscara de gas.

Materiales y equipo necesario

  • Balanza
  • Guantes
  • Antiparras
  • Batidor de mano o eléctrico (acero inoxidable)
  • Recipiente que resista los 90oC (vidrio o acero inoxidable)
  • Moldes (tetrabrick, vaso de yogurt, etc.)
  • Cuchara (acero inoxidable)
  • Papel de filtro de café
  • Embudo
  • Repasador, frazada.
  • Tiras medidoras de pH
  • Vinagre

Fórmula
100 gr. aceite de cocina usado y filtrado
13,6 gr soda cáustica al 98% de pureza
16,6 gr agua destilada
4 gr aceite esencial natural

Si usas fragancias sintéticas debes descontarlas del agua. Todos los utensilios serán de uso exclusivo de la preparación de jabón, ya no podrán ser utilizados con alimentos.

Bajo el proceso de saponificación, la mezcla se convertirá en jabón y glicerina; biodegradable y amigable con nuestra piel y el medio ambiente.

  1. Filtra el aceite de cocina usado con un embudo y un papel de filtro de café para quitarle los restos de comida.
  2. En un recipiente resistente al calor agrega la soda al agua lentamente, nunca al revés (agua sobre soda) porque podrías ocasionar un accidente. Revuelve con una cuchara de acero inoxidable hasta que la soda se disuelva por completo. Ésta subirá de temperatura rápidamente.
  3. Agrega el aceite a la mezcla. Bate hasta llegar a la traza. Al revolver queda dibujada una línea en la mezcla. Es también llamada “punto letra”. Debes batir siempre en el mismo sentido, si no corres el riesgo de que la mezcla se corte.
  4. Agrega el aceite esencial. Revuelve hasta que la mezcla sea homogénea. Vierte en los moldes. Coloca un plástico encima de la mezcla y envuelve el molde con una toalla o frazada para que mantenga el calor.
  5. Desmolda cuando haya endurecido. Eso sucederá entre los siguientes 7 días, dependiendo del clima. Los jabones aún deben ser manipulados con los guantes puestos.
  6. Deja secar los jabones durante 4 semanas, a partir del desmolde, en un ambiente seco y ventilado.
  7. Pasadas las 4 semanas puedes verificar que el jabón está listo midiendo su pH con una tira medidora. Realiza la medición en una emulsión de agua y jabón. Debe tener un pH entre 8 y 9 para que lo puedas usar.

Reciclando Aceite busca prevenir y reducir la contaminación de las aguas residuales a partir del reciclaje y la revalorización del aceite de cocina usado.

Para mnás información podés visitar su sitio web www.reciclandoaceite.com

Pin It on Pinterest